Consejos para subir al Monte Sinaí

Consejos para subir al Monte Sinaí

Subir al monte Sinaí

Subir al monte Sinaí

Para muchos, subir al Monte Sinaí es el gran sueño de sus vidas. Y lo puede ser tanto para personas cristianas como judías o incluso no creyentes en estas religiones pero sí en la fuerza sobrenatural de la naturaleza. Si tú también tienes ese ascenso como una meta a cumplir próximamente, aquí te damos algunos consejos útiles que debes tener en cuenta.

Elige bien tu ruta para subir al Monte Sinaí

Para subir al Monte Sinaí existen tres rutas principales. Son las siguientes:

  • Los Escalones de la Penitencia: su nombre nos da pistas de su dureza, pues son unos 3.750 escalones empinados. No obstante, es el trayecto más corto y, para quienes gozan de buena forma física, también el más rápido, pudiendo bajar de 2 horas en ese caso
  • El sendero Camel’s Path (Sendero del Camello): como su propio nombre indica, es el que se puede utilizar a lomos de un dromedario. Los guías beduinos os ofrecerán esta posibilidad. Se trata de la opción más recomendable para quienes no tienen una buena forma física o para personas de avanzada edad. En cualquier caso, si optas por esta ruta debes tener en cuenta dos cosas:
    • Esta ruta se une con la anterior en una pequeña meseta conocida como Elijah’s Basin (Balsa de Elías). Desde aquí hasta la cima quedan unos 300 metros y no hay otra forma de llegar que subiendo 750 escalones irregulares de roca 
    • La duración suele superar las dos horas para el ascenso y otras dos para el descenso
  • Ruta de trekking beduina: es, con diferencia, la más larga, pues da un gran rodeo. Solo recomendable para quienes, además de subir al Monte Sinaí, desean conocer el entorno de esta singular cadena montañosa. Puede superar las 4 horas para el ascenso, aunque la bajada puede ser por cualquiera de las otras dos
Dromedario monte sinaí

Dromedario en el Monte Sinaí

Usa calzado cómodo y ropa polar

Ten en cuenta que el ascenso a esta montaña es rocoso e irregular, por lo que los principales riesgos son hacerse daño en la planta del pie con el canto de una piedra, caerse o torcerse un tobillo. Por ello, usa preferiblemente botas que cubran tu tobillo o, al menos, zapatillas con una suela dura, de tipo trail. Además, ten en cuenta que la oscilación térmica es enorme: por el día hará mucho calor y por la noche, bastante frío, por lo que lo ideal es usar ropa polar, no tan abultada y pesada como otro tipo de prendas de abrigo.

Peregrinación al Monte Sinaí

Peregrinación al Monte Sinaí

Ten a mano la Biblia y tu cámara de fotos

Seas o no creyente, comprenderás mejor la trascendencia del ascenso si llevas a mano la Biblia. En concreto, abierta por Éxodo 24, donde se narra el episodio en el que Moisés entabla contacto con Dios y recibe las tablas de la ley en la cima. Y por supuesto, no olvides una buena cámara de fotos, sobre todo para inmortalizar dos momentos que puedes vivir (y que tendrás que elegir): el amanecer y el atardecer.

Contrata los servicios de una agencia

Si contratas los servicios de una agencia para subir al Monte Sinaí y vais acompañados por su personal, te resultará más fácil tomar cada decisión. En especial, si optas por una como Egipto Exclusivo, que se adapta a cada tipo de viajero: con niños o con personas mayores, con interés en visitar el Monasterio de Santa Catalina o hacer una ruta de trekking más amplia, etc. Además, nos encargaremos de tramitar el transporte desde cualquier punto de la Península del Sinaí o incluso otros puntos de Egipto. Contacta ahora y te daremos la información que necesites.