Hábitos curiosos (y modernos) de la sociedad del Antiguo Egipto

Hábitos curiosos (y modernos) de la sociedad del Antiguo Egipto

Curiosidades del Antiguo Egipto

Curiosidades del Antiguo Egipto

A menudo pensamos en el Antiguo Egipto como una sociedad misteriosa y enigmática. Y eso se trata, en buena medida, por el desconocimiento que se tuvo siglos atrás de su escritura jeroglífica, cuya belleza despertaba sentimientos de admiración y miedo a partes iguales. Sin embargo, mucho se ha avanzado en el conocimiento sobre la sociedad del Antiguo Egipto, lo cual nos ha servido para descubrir su sorprendente modernidad. En estas líneas te contamos algunos hábitos que ya se tenían miles de años atrás en territorio nilótico y que también se pueden ver en el mundo actual.

Huelgas

En la sociedad del Antiguo Egipto, las condiciones laborales y la organización del trabajo eran, lógicamente, muy distintas a las actuales. Pero lo que sí se sabe es que, si no se cumplían las condiciones acordadas, los trabajadores podían negarse a trabajar como método de presión. Es decir, una huelga en toda regla, que podía adoptar la forma de protesta o sentada en algunos casos. Así se deduce de papiros procedentes de Deir el Medina, el poblado de los artesanos que trabajaban en las tumbas del Valle de los Reyes, en la antigua Tebas (hoy Luxor).

Cosmética

En la sociedad del Antiguo Egipto era habitual maquillarse. No solo por razones estéticas, sino también medicinales, terapéuticas y, cómo no, religiosas, con la vista puesta en la vida en el Más Allá. Lo curioso es que también lo utilizaban los hombres e incluso los niños, como atestiguan las pinturas y esculturas conservadas en museos, tumbas, templos y otros espacios. El cosmético más utilizado era el kohl negro, principalmente para definir el ojo de una manera muy característica. Pero también se utilizaban otros muchos pigmentos y productos, lo cual propició el surgimiento de numerosas paletas y artículos para el tratamiento y aplicación de dichos cosméticos.

La cerveza

No, la cerveza no es europea ni medieval. Por mucho que lo digan (y la consuman) en países del Viejo Continente, en realidad ya se producía y se bebía mucho antes en otros territorios. Por ejemplo, en Egipto. Se sabe que era una bebida muy popular en la sociedad del Antiguo Egipto, pues se empleaba incluso con fines medicinales y como moneda de cambio. También con un sentido lúdico, en las llamadas ‘casas de la cerveza’, una suerte de taberna a la antigua. Y la variedad de cervezas era sorprendentemente grande: tanto dulces como saladas, de diferente espesor llegando incluso a la crema, con sabor a hierbas y frutos, etc.

Sátiras ‘subidas de tono’

En algunos museos del mundo, como el Museo Egipcio de Turín, se conservan papiros en los que se pueden ver, de manera muy explícita, dibujos con tintes satíricos y eróticos. En ellos se pueden adivinar determinadas prácticas sexuales en la sociedad del Antiguo Egipto, aunque presentadas de una forma caricaturesca. Se desconoce su sentido verdadero, pero probablemente se concibieran como documentos moralizantes o como meros métodos de diversión para la alta sociedad y cortesanos.