LlamarPresupuesto
Ful medames: qué es y qué lleva este plato egipcio

Ful medames: qué es y qué lleva este plato egipcio

Ful medames

Plato típico Ful medames

Cuando viajes a Egipto tendrás ocasión de visitar pirámides, templos y museos, recorrer bazares, navegar por el Nilo, bañarte en las playas del Mar Rojo… Pero sin duda, otro de los grandes atractivos es degustar la gastronomía local, que tiene una propuestas de lo más delicioso. Por eso, en este post te explicamos qué es el ful medames y qué lleva, para que valores si querrás animarte a probarlo cuando estés aquí.

Qué es el ful medames

Ful medames es uno de los platos ‘nacionales’ de Egipto. Se prepara y se degusta en prácticamente por todo el país, aunque no se tiene total certeza de cuál es su origen. De hecho, su propio nombre combina dos tradiciones: g

La mayoría cree que eso hace referencia a su método de elaboración tradicional, en el que el pote de cobre utilizado para su cocción se entierra en los rescoldos de una hoguera, un método muy difundido en la cocina de Oriente Medio. Sin embargo, no resuelve la duda sobre el origen, pues también se come en otros países africanos, especialmente en el Cuerno de África, así como en otros países del mundo árabe.

Cabe decir que se trata de un plato muy consistente, como explicamos a continuación, y por ello se suele tomar como almuerzo, y también  alimento energético y reconstituyente durante el Ramadán.

Ful medames gastronomía egipcia

Ful medames gastronomía egipcia

Qué lleva el ful medames

A estas alturas, ya sabrás cuál es el ingrediente principal del ful medames: las habas (ful). Por lo general, se dejan en remojo la noche anterior y se cuecen en el mencionado pote de cobre durante una hora o algo menos, de tal manera que su consistencia es blanda y suave, pero sin llegar a romperse.

Una vez cocidas y escurridas (algunas personas trituran las habas para que quede como una crema), se mezclan con los otros ingredientes, a modo de ensalada. Y es la elección de los ingredientes y el aliño lo que da el toque distintivo a cada elaboración. Por lo general, esos ingredientes suelen ser perejil picado, cebolla, tomate, ajo machacado, jugo de limón, aceite de oliva, comino, pimienta y sal. Y como acompañamiento, sin mezclarse con dichos ingredientes, un huevo cocido y eish shamsi, un pan parecido al de pita, muy difundido en la gastronomía egipcia. También se puede poner un trozo de limón para acompañar, decorar o dar la posibilidad de añadir un plus de jugo de limón al aliño.

Como ves, es un plato fácil de hacer que tiene la capacidad de saciar a quien lo come. Por ello, puede ser una opción interesante para los almuerzos en tu viaje, puesto que en nuestros circuitos solemos elegir restaurantes locales para la comida del mediodía.

Así que no desaproveches la oportunidad de probar un buen ful medames en tu próximo viaje a Egipto, que te dará energía para una jornada cargada de visitas y te servirá de experiencia cultural… ¡que querrás repetir en casa a tu vuelta!