Diferencias entre la esfinge griega y egipcia

Diferencias entre la esfinge griega y egipcia

Esfinge de Egipto

Esfinge de Egipto

Si has viajado mucho o te gusta visitar museos relacionados con el mundo antiguo, probablemente hayan pasado muchas esfinges por tus ojos. Pero, ¿sabías que no todas son iguales? En este post te contamos las diferencias entre una esfinge griega y una egipcia, para que puedas distinguirlas a partir de ahora y comprenderlas mejor durante tu viaje.

Avenida de las Esfinges de Luxor

Avenida de las Esfinges de Luxor

Así son las esfinges griegas y egipcias

Las esfinges griegas y egipcias tienen una cosa en común: son criaturas que combinan rasgos de animal y de humano. Sin embargo, no son exactamente iguales, y su significado tampoco era el mismo.

La esfinge egipcia tiene un origen más antiguo, pues esta civilización fue anterior. Su cuerpo es de león, a menudo tumbado, y su cabeza era normalmente de faraón, con su correspondiente nemes o tocado funerario. Su presencia era algo positivo y deseado, pues se creía que cobraban vida por la noche y protegían el lugar en el que se hallaban.

La esfinge griega, en cambio, está compuesta por un cuerpo de león (normalmente más esbelto, hasta el punto de que algunos autores hablan de ‘cuerpo de perro’), con alas y busto de mujer. Además, también es posible verlas con cola de dragón. Su posición habitual no es exactamente tumbada, sino más erguida. En un principio, su naturaleza no era benigna, ni mucho menos, pues presagiaba mala suerte y muerte.

Así era, al menos, hasta que una de estas esfinges fue enviada a arrasar los campos de Tebas. Lo único que podía frenar su voracidad era la resolución de un acertijo: “¿Qué criatura camina a cuatro patas por la mañana, a dos patas a mediodía y a tres patas por la tarde?”. Por suerte, hubo alguien capaz de resolverlo: ese fue Edipo, que respondió “el hombre”. Tras ello, la esfinge se suicidó y Edipo se convirtió en rey de Tebas.

La esfinge de la Columna de Pompeyo, en Alejandría, probablemente del siglo IV d.C y procedente del Serapeum

La esfinge de la Columna de Pompeyo, en Alejandría, probablemente del siglo IV d.C y procedente del Serapeum

Las esfinges, en Egipto

Ahora que ya sabes cuál es la diferencia entre las esfinges griegas y egipcias, no tendrás problemas para reconocerlas en tu viaje a Egipto… aunque en realidad es muy fácil: prácticamente todas las que verás en espacios públicos son de carácter egipcio, pese a que el país también estuvo durante un largo periodo bajo dominio e influencia griegas, en época ptolemaica.

Las encontrarás prácticamente por todos los lados, aunque sin duda hay algunas que te causarán más impresión que otras. En especial:

  • La Gran Esfinge de Giza, situada en el gran complejo de las Pirámides de Giza. Creen que podría representar al faraón Kefrén
  • La Avenida de las Esfinges de Luxor, recientemente restaurada, conectando los dos recintos sagrados de la Antigua Tebas (no confundir con la ciudad griega): el Templo de Luxor y los Templos de Karnak
  • La esfinge de la Columna de Pompeyo, en Alejandría, probablemente del siglo IV d.C y procedente del Serapeum

¿Cuál de los dos tipos te gusta más: la esfinge griega o la egipcia? Si contratas tu viaje con nosotros, podemos llevarte a ver cualquier monumento, donde estas figuras mitológicas tienen una presencia muy importante. Y los visitarás de la mano de guías expertos que te permitirán comprender mejor cada detalle.